“Una hora antes de ir a firmar el contrato me llamaron de Bogotá, el doctor Ricardo Alarcón de Caracol y me dijo Pepe tú no te vas de Tropicana. Te vamos dar un contrato a tres años con exclusividad y te regalamos un sprint cero kilómetros.”

Por: San Marino/Redacción AfroEstilo.com

Él sabe por dónde se le hecha el agua al coco y rompe con todas las reglas de la radio; quizá porque su conocimiento sobre este medio no lo obtuvo de las academias o la facultad de comunicación social de alguna universidad. Todo radica en una colección de conocimientos, que desde muy temprana edad fue recogiendo para luego aplicarlos al medio.

pepezonSu carrera la inicio a temprana edad en la discoteca El Despiste, que ahora es propiedad de su familia. Allí empezaría su escuela, escuchando a los artistas de la vieja guardia, Héctor Lavoe, Celia Cruz, Richi Rey y Boby Cruz. La Fania y todos los que están en la lista del mudo salsero. Las caratulas de los discos fueron su mejor libro, por eso Pepezón dice ser “un locutor de verdad” ya que todo lo que hace es innato; no necesita libretos, se conoce la historia de los artistas al derecho y al revés, es amigo de todos los artistas, al llegar a cualquier lugar, nunca pasa desapercibido, para los eventos especiales de salsa, él es el referente principal. Todo su mundo gira entorno a la salsa; ella es su cielo y los artistas son sus dioses. No hay duda alguna de que por sus venas todo lo que transita es salsa.

Su forma particular de hacer radio, sus frases y dichos, los que solo se le ocurren a él, su personalidad, para muchos corriente, para otros original y divertida, y sobre todo, su conocimiento sobre el mundo de la salsa, le han permitido al Pepezón ganarse el reconocimiento de los amantes de este género tanto en Cali como en diferentes partes del mundo. Sabe que no es del agrado de muchos pero que los que lo siguen y admiran son más, por eso es un convencido de que hay que tener un plus para triunfar en el mundo de la radio ya que no es un medio fácil.

“Yo siempre he dicho que la crítica me mantiene porque con el sabor se nace. Mientras sigan saliendo personas en la radio que tengan un estilo diferente al del Pepezón y diferente a los mismos con las mismas, van a hacer diferencia, de lo contrario no va a ser igual y van a ser del montón”, dice refiriéndose a las nuevas formas de hacer radio.

pepezon2Ama como nadie su pueblo natal, Guachené, un pequeño pueblo ubicado en el departamento del Cauca (Colombia); se siente orgulloso de sus orígenes y de todo lo que en materia de cultura y tradiciones lo rodea. También es consciente de que el éxito que ha tenido no ha sido solo de él sino de toda una comunidad (Afro) que ve en él la motivación para alcanzar sus objetivos.

Si, por eso hago las cosas bien, con mi estilo, con el estilo del Pepezón. Todos sabemos que existe el racismo pero el sitial te lo ganas con tu trabajo, mostrando lo que tienes, de que estás hecho.

Su presencia en la radio no se debe a influencia alguna, se la debe al potencial que descubrió en él el empresario Humberto Pava, quien se cautivó con la destreza y el carisma que proyectaba Pepezón mientras animaba en la discoteca El Arca de Noé. Desde ese momento se empezaría a escribir su historia en la radio caleña y en los escenarios más importantes de la salsa en el mundo.

“Don Huberto Pava estaba en el Arca de Noé celebrando un día de la secretaria, me vio animar y me dijo vengase para Radio Súper. El hombre me dio la oportunidad, fue mi papá radial y lo sigo queriendo por siempre.”

Se considera un verdadero privilegiado al haber logrado todo lo que se ha propuesto. No se imagina para nada haciendo otra cosa que no sea la radio, la televisión o la gestión artística, todo en torno a la salsa.

Me di la oportunidad de estar en la posesión de Obama, un evento que no era salsa, eso fue muy lindo, un impacto impresionante. Yo quedé marcado. Otro de los actos importantes que he tenido la oportunidad de haber sido uno de los primeros locutores, sino el primero en haber pisado la arena del mundo que es el Madison Square Garden, en ese hermoso homenaje dónde estuve con Fruco y sus Tesos, Leonor González Mina, el Grupo Niche, Guayacán etc, etc…

El Festival de la Calle 8 en Miami, el Festival del Cayao en Perú, la Feria de Cali en Colombia, la Fiesta Nacional de la Salsa en Puerto Rico, eventos y giras salseras en Japon hacen parte de la larga lista de eventos en los que este caucano ha tenido la oportunidad de hacer parte. Casas como Radio Super, Caracol, Todelar entre otras le han permitido estar en el recuerdo de los oyentes en Cali.

Su emisora ideal es Olímpica Stereo y su equipo del alma el Deportivo Cali. Amable, sonriente, sin prejuicios y sin miedo, este hombre de radio demuestra que para lograr el éxito solo se necesita pasión, disciplina y humildad.

“Mis últimos días los cerraría en el género salsa, con broche de oro haciendo lo que siempre he hecho.”

¡Hola familia AfroEstilo! Queremos anunciar la ganadora de nuestro concurso Chica AfroEstilo Internacional 2014 y agradecerles a todas las participantes y personas que votaron por ellas.

¡Felicitaciones a nuestra ganadora Rayza De La Hoz, residente de Maracaibo, Venezuela! Rayza viajará a Brasil al Festival Feria Preta, el evento afro más importante de América Latina.

Para ver su video visita: https://www.youtube.com/watch?v=x4UubZ1z9wI

chica-afroestilo-GANADORA

La Diáspora Africana se sintió en Bogotá. El domingo 26 de octubre se llevó a cabo la versión número 5 de los Premios Benkos Biohó.

Por Kissy Perea/Redacción AfroEstilo.com, Bogotá

Organizado por el IDPAC en donde conmemoran y hacen homenaje a todas aquellas personas y organizaciones que visibilizan y trabajan por las comunidades afro en Bogotá en los diferentes campos como lo es el cultural, social y educativo.

AFICHE BENKOSLas puertas del teatro abrieron al público a las 4:30 de la tarde para que pudieran coger los mejores lugares y disfrutar de lo que sería una descarga de música y danza afro, hasta que se llenó por completo el Jorge Eliecer Gaitán se dio inicio al evento.

Los protagonistas sin duda fueron las decenas de grupos de baile que pisaron la tarima y con ritmos africanos y del Pacífico no solo mostraron su talento a la danza sino que también pusieron a bailar a todos los asistentes tanto así que parecía que el San Pacho se hubiera tomado el teatro. Personajes como Lía Samantha por mostrar las raíces africanas mediante la moda y siendo la diseñadora revelación del país vistiendo a personalidades, Javier Palacios Torres Gerente de etnias del IDPAC, Edna Liliana valencia periodista de RCN, María del Carmen Ararat Córdoba por su trabajo en la Cátedra de Estudios Afrocolombianos y muchos más recibieron el Premio Benkos Biohó por resaltar y visibilizar la cultura afro no solo en la capital colombiana sino en todo el país. Al finalizar el certamen de premiación la fiesta comenzó Leka el Poeta con su “Ella quiere Hmm…”, Javier Vásquez, Charlie Cardona, Víctor Hugo, Edgnar Rentería y Anddy Caicedo le pusieron el toque salsero y romantico a la noche y finalizando la velada que más que con el rey del bunde Alex Pichi y su chirimía que hicieron que el lugar retumbara al son del baile, los cantos y la alegría que siempre caracteriza a nuestra gente afro.

Eventos como estos hacen ver que los héroes afro en Colombia si existen, con perseverancia y lucha constante por hacer valer los derechos de la comunidad y resaltar sus raíces, costumbres y una historia que tiene por nombre ¡ÁFRICA!

Los ganadores y categorías

Los reconocimientos les fueron entregados a:

  1. Víctor Hugo Rodríguez, por sus aportes a la cultura afro en Bogotá.
  2. Red distrital de organizaciones de mujeres negras afrocolombianas “Las Polonias”, por el trabajo realizado en beneficio de las mujeres afro en la ciudad.
  3. Lía Samantha, por el éxito alcanzado en su proyecto de desarrollo empresarial.
  4. Doris del Carmen García Mosquera, en la categoría toda una vida en el movimiento social afro.
  5. COPROJOVEN por sus aportes al desarrollo juvenil afro en Bogotá.
  6. Mesa Afro de Bosa, por sus aportes a procesos organizativos autónomos territoriales.
  7. María del Carmen Ararat, por su aportes etno-educativos y la cátedra de estudios afrocolombianos que ha promovido.
  8. Luz Nelly Santana Santana, en la modalidad mujer lideresa afrocolombiana.
  9. Armando Quiñónez Quiñónez, por sus aportes en ciencia e investigación.
  10. Peluquería Los Niches, en la modalidad al sitio que propicia el encuentro de la comunidad afrocolombiana de Bogotá.
  11. María de Jesús Rengifo de Marchi, en la modalidad desarrolló de experiencias etno-educativas.
  12. Etna Liliana Valencia Murillo, en la modalidad comunicación afro en Bogotá.

Solo tiene 12 años y ya es propietario de su propia empresa. Sin embargo, según un artículo publicado por el mensuario neoyorkino INC., del cual la revista Time se ha hecho eco, Moziah Bridges se va a la cama a las 8:30 de la noche. Tenía 9 años cuando creó Mo’s Bows, una empresa dedicada exclusivamente a las corbatas de lazos –o pajaritas-, pues consideraba que la oferta disponible para los niños de su edad era bien pobres. Y él ya consideraba que hay que vestirse correctamente.

“Mamá –dicen que dijo en su momento-, yo no me pondré esa cosa en el cuello. Los verdaderos hombres se visten con sus propias creaciones.”

nino-12-emprendedorDe manera que, gracias a su abuela, costurera durante 50 años, Moziah empezó cosiendo él mismo los primeros ejemplares de sus pajaritas, que al acto fueron comercializadas en el círculo íntimo de la familia y los amigos.
“Me gusta usar corbatas de moño, porque me hacen lucir y sentirme bien”, escribe él mismo en su sitio web. “El diseño de una colorida corbata de lazo es sólo una parte de mi visión de hacer del mundo un lugar divertido y más feliz.”
Moziah Bridges.

Dos años después de sus primeros lazos y de haber hecho las delicias estéticas de compañeros de colegio y personajes célebres, la empresa de Moziah Bridges alcanzaba la cifra de 90.000 dólares de ingresos gracias a las órdenes recibidas a través de su página en Internet. Y como responsable directo de la producción: el propio Moziah, su madre y un par de empleados. Ahora sus ganancias ascienden a los 150.000 dólares, según reportes de prensa.
Moziah Bridges.

Presente en el programa de televisión Shark Tank, un reality de la cadena ABC dedicada a promover a todo tipo de emprendedores ante un jurado de inversionistas, pero también citado por Oprah Winfrey y entrevistado por las revistas Forbes y Vogue, el jovencísimo Moziah no ha dejado de acostarse a las 8 y 30 de la noche, y mucho menos ha incumplido en sus deberes de estudiante.

Mientras tanto, las pajaritas de diferentes modelos que definen el estilo de Mo’s Bows siguen siendo cosidas a partir de cero, y ahora con la incorporación de materiales como el tweed y el ginghams, además de otras de satén o de seda; un producto singular que puede adquirirse en su propia tienda online o en la de Etsy, así como en boutiques en Texas, Carolina del Sur y Tennessee.

Y entre tantos datos singulares, algo más que revela la buena estrella que sostiene a este pequeño empresario triunfador: durante el verano que recién ha concluido, Moziah Bridges donó 1.600 dólares para facilitar que 10 niños de su Memphis natal asistieran al campamento de verano de Glenview.

No nos extrañemos si dentro de muy poco, tal y como él mismo ya lo proyecta, además de lazos coloridos y de buena factura, Bridges se haga diseñador y maraville a medio mundo con su propia línea completa de ropa. Vivir para ver.

Fuente: Noticias Yahoo

La becaria Fulbright Stephanie Claytor narra sus impresiones en un par de visitas al Chocó. “¡No crea en lo malo que oiga sobre Quibdó! Si quiere sentirse bienvenido, tener debates estimulantes, nadar en ríos frescos y sabrosos en las selvas, y bailar salsa bien bacana y rítmica, con gente que sabe bailar, ¡vaya a Quibdó- un paraíso negro!

Por Stephanie Claytor, periodista graduada en Syracuse University y Fulbright ETA en Bogotá. Especial para Color de Colombia.

Cuando uno menciona Quibdó en Bogotá, en muchos casos, siguen respuestas y comentarios negativos, o la persona confunde Quibdó con Quito, Ecuador, porque no puede ser posible que uno quiera vacacionar en, o visitar a, Quibdó.

Casi nunca en Bogotá alguien dice algo positivo, a menos que sea de Chocó. Oí cosas sobre Quibdó como “es súper subdesarrollado,” o “se ve como los barrios de tugurios de Kenia, o “es muy pobre y peligroso” o “allá solo hay gente sin educación”.

Encontré estos comentarios muy preocupantes porque también tengo muchos amigos de Quibdó, que han estudiado en Inglaterra, hablan bien inglés, han viajado por Europa o han vivido en los Estados Unidos.
Gente que escucha rap americano por sus Blackberries, y siempre se están comunicando conmigo por el Facebook y Skype. Son gentes bien educadas, modernas y mundanas que han terminado o están terminando sus carreras en las universidades de Bogotá.

Y esa gente mira como yo, baila como yo, viste como yo, y tiene actitud como yo. Siempre hubo una conexión fuerte, desde el principio de mi estadía aquí, cuando la Ministra anterior de Cultura, Paula Moreno Zapata, me regaló un abrazo y se tomó fotos conmigo, como si fuéramos amigas y de verdad, en ese momento, no sabía tanto sobre quién era ella.

A despecho de lo que oía, sabía que tenía que visitar el Pacífico, el Chocó, antes de salir del país. Era mi obligación. Y lo que encontré fue “un paraíso negro”.

¿Usted me pregunta por qué o cómo puede ser?

He visitado varias ciudades colombianas, como Cali, Cartagena, Valledupar, Honda, y Medellín, y al fin, todos salen igual: así, así (más o menos). ¡Excepto Quibdó!

La primera vez que llegué, rápidamente me recordó a la República Dominicana -un lugar donde viví y que todavía tiene gran parte de mi corazón. Me recordó ese lugar, sin las playas bellas. El clima estaba caliente y húmedo, y las palmas balanceaban en el viento y en todo el espacio alrededor de mí. Vi gente afro, la mayoría hombres, montados en motocicletas.

Aunque muchas calles no son pavimentadas, y parecía que había menos de 10 semáforos en la ciudad entera, uno podía sentir la hospitalidad en el aire. La gente se sienta afuera de sus casas con sus familias, mientras escuchan a alto volumen reaggetón adentro de la casa, para que el barrio íntegro pueda disfrutársela.

Parece que hay un restaurante de pollo frito en cada esquina y mientras iba al centro, vi nada más que tiendas de ropa y puestos de venta de pescados. Mujeres pasaban en motos con sus extensiones, trenzas, y afros moviendo en el aire.

En la noche, los jóvenes fueron a la Zona Rosa para rumbear. En mi primera noche, muchos asistieron a un concierto de salsa en Yenilao, una nueva discoteca allá que, en mi opinión, es una de las más lindas que he visto en Colombia y definitivamente, una de mis favoritas.

quibdo-2014-7

quibdo-2014-8Fue fascinante que la discoteca estaba llena de gente, los dos niveles, considerando que costaba 30.000 pesos la entrada y la botella más barata valió 90.000 pesos, y si una persona gana el mínimo, eso a mí parece mucha plata.

¡Pero no solo eso, sentí que estaba en Atlanta! Todas las mujeres estaban divas con sus extensiones perfeccionadas, vestidos cortos, y tacones altos.

¡Se presentó Ensamble Pacífico en el concierto y fue espectacular!

Durante este tiempo en Quibdó, no recibí miradas duras como en Bogotá, como si fuera una animal, y nadie me bloqueó al entrar al hotel donde yo me quedaba, como si no fuera mi hotel, cual me pasó en Cali. Allá, en Quibdó, solo sentí amor.

En Quibdó, se siente que el alcohol cae del cielo porque no importa cual casa se visite, siempre hay cervezas para darte constantemente, como si tuvieran un suministro sin fin. Cuando uno camina por la calle con un nativo, siempre tiene que saludar a todos los vecinos que vea en el camino.

Cuando visitas la casa de alguien, te dará o te buscará una cena para ti, antes que les avises que tienes hambre. Y más que eso, si no sabe cómo preparar lo que pides, como avena caliente como un cereal, ellos encontrarán una forma de prepararlo para que estés feliz y más, adicionan algunas especias especiales para que tenga más sabor.

Cuando te conocen, te dicen que están felices de que hayas venido y averiguan qué pueden hacer para que disfrutes su visita. Todo este comportamiento es lo que llamo hospitalidad Pacífico, que en mi mente es muy similar a la hospitalidad sureña que existe en los Estados Unidos. Nunca me he sentido tan apreciada en otros lugares en Colombia como me sentí en Quibdó.

De otro lado, claro que Quibdó no es perfecta. Definitivamente, no es un sito turístico. Es una ciudad modesta, que queda por el río Atrato, donde los pobres viven al lado de los más ricos, y sin carreteras suficientes para viajar al resto de país; la mejor forma para llegar es por avión.

Allá, definitivamente, están los que tienen y los que no. En las casas de los profesionales de clase media donde me quedé, tenían grandotes televisores de pantalla plana, SUVs, computadoras, viejas casas grandes con 4 alcobas o más, internet, perros, mascotas, empleadas, y todas las comodidades modernas que familias de medias clases tienen.

Pero aquellos que no son tan afortunados viven en cambuches de madera, arriba de agua sucia y dependen de la lluvia para bañarse, cocinar, y lavar. En el sector norteño, la gente vive en pobreza extrema con calles de lodo, y poco comercio. Muchas de esas personas son desplazadas de pueblos en Chocó, por razón de la violencia. Para mí, visitar esta área me dio una sensación de temor.

Pero lo que tiene Quibdó, que quizá no es tan evidente en el resto del país, es pasión y motivación por la educación, o sea la búsqueda de conocimiento. Recientemente, la embajada de los Estados Unidos me puso en la misión de dar presentaciones en Quibdó sobre la historia negra de mi país.

Decidí exponer sobre el movimiento de derechos civiles y los cambios en las leyes estadounidenses después del movimiento. Estaba tan sorprendida cuando llegué a la Universidad Tecnológica del Chocó y había un auditorio lleno de personas, algunas de pie, para escucharme a mí y a mi compañero paisano Gabriel Hurst.

Me sorprendí porque estaban de pie en una sala que no tenía aire acondicionado, para escucharnos hablar sobre la historia oscura de un país extranjero. No creo que lo mismo pasaría en otras ciudades colombianas ni en los Estados Unidos. Fueron tantas preguntas que no pudimos responder a todas.

Cuando llegamos a la escuela secundaria pública, encontramos una sala llena de 200 estudiantes de 10 escuelas secundarias de la ciudad, sentados callados, respetuosos, y listos para oír de lo que íbamos a presentar.

También tenían tantas preguntas que no pudimos responder a todas y después, nos paraban para entrevistas, fotos, y autógrafos en sus nuevos carteles de los famosos históricos afro-colombianos que dijeron que iban a plantar en la pared en sus casas.

Muchos de estos estudiantes me agradecieron por venir porque me dijeron que no es común que tengan la oportunidad de conocer un afro-americano en su ciudad.

En general, he encontrado que la mayoría de los colombianos de media clase tienen alto nivel de educación y son bien informados, pero no creo que haya conocido un no inteligente quibdoseño. Todos los que conocí han sido súper educados y en algunos casos, son más informados de los eventos diarios en los Estados Unidos que yo.

Entonces, ya ven que Quibdó no es solamente personas desplazadas, aunque son casi la mitad de la población. Pero, el resto son abogados, doctores, arquitectos, profesores, hombres o mujeres de negocios, contadores, científicos, y políticos.

¡No crea en lo malo que oiga sobre Quibdó! Si quiere sentirse bienvenido, tener debates intelectuales y estimulantes, nadar en ríos frescos y sabrosos en las selvas, y bailar salsa bien bacana y rítmica, con gente que sabe bailar, ¡vaya a Quibdó- un paraíso negro!

Fuente: El Tiempo

africa-ghana-colombiaLa visita de los Embajadores Junior que se realiza bajo la coordinación de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia, con el apoyo técnico del Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Cartagena, tiene por objetivo promover un espacio de intercambio entre jóvenes de 14 a 17 años de zonas rurales de Ghana y otros países con diferentes experiencias y contextos, que cuentan, como Colombia, con la presencia de población afrodescendiente. Este año también visitaron Estados Unidos y esperan visitar Brasil en el 2015.

Con este proyecto se busca aumentar la conciencia sobre la pobreza y los problemas de los niños y jóvenes en Ghana y Colombia, empoderarlos como agentes de cambio y fomentar los programas de intercambio cultural entre ambos países, dándoles una voz y una plataforma para comunicar sus desafíos y necesidades.

A través de estas experiencias culturales, se espera fomentar la educación en las comunidades locales, animar su confianza y avanzar en el desarrollo de sus sociedades.

La delegación, compuesta por 3 niñas y 3 niños de diferentes regiones de Ghana, estarán en Bogotá y Cartagena hasta el 11 de octubre, donde realizarán visitas a la Boquilla, con el Ministerio de Cultura, y a la Isla de Tierra Bomba, con la Fundación World Coach, además de los recorridos culturales e históricos que ofrecerá la Alcaldía de la Ciudad de heroica.

Para el Gobierno de Colombia esta visita representa un acercamiento importante con la Unión Africana, que es el máximo organismo de aquel continente, conformado por 54 países y dedicado a incrementar la integración económica y política entre sus estados miembros.

APC Colombia, en el marco de la Estrategia África, espera que con esta actividad se fortalezca la Diáspora Africana, en la cual los ghaneses podrán interactuar con los jóvenes colombianos en Cartagena, para conocer el legado cultural del país y las raíces africanas. Esta iniciativa será el punto de partida para seguir trabajando conjuntamente por el bien y el futuro de los niños y jóvenes de ambas naciones.

Según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) la población afrodescendiente en Colombia, que incluye la mulata, raizal y palenquera, corresponde al 10,52% del total del país. De hecho, esta actividad se desarrolla en Cartagena, después de Cali, por ser la segunda ciudad con mayor población afrodescendiente.

Esta iniciativa de la Unión Africana y la Fundación Internacional Organización Plan, es de suma importancia para los propósitos de la Unión Africana (UA) por fortalecer la integración política y socio-económica del continente, la promoción de la paz, la seguridad y la estabilidad africana, y el fomento de la cooperación internacional.

La Unión Africana es una organización internacional de carácter supranacional que tiene como objetivos fundamentales: la aceleración de la integración política y socio-económica del continente, la promoción y defensa de las posiciones comunes africanas en asuntos de interés para sus pobladores, la promoción de la paz, la seguridad y la estabilidad, el fomento de la cooperación internacional y la protección y promoción de los Derechos Humanos, entre otros.

En la actualidad, son miembros de la UA todos los países del continente, con excepción de Marruecos, constituyéndose así en la principal organización internacional de África y en la vocera institucional oficial de la agenda internacional africana.

La Diáspora Africana se refiere al éxodo de personas de origen negro y africano y de sus descendientes hacia diferentes lugares del mundo, al principio hacia Oriente Próximo, luego a Europa y desde entonces, mayormente, hacia América.

En el caso de Colombia, la diáspora hace referencia a la herencia cultural, social, comunitaria y ancestral que tiene origen en la importante población afro de Colombia; dicha herencia africana es patrimonio nacional y se expresa en una relevante participación demográfica así como en sus manifestaciones políticas, sociales y culturales.

Fuente: Ministerio de Cultura (Colombia)

Paula Moreno, Betty Garcés, Catherine Ibargüen, Mabel Lara y Goyo, rostros que rompen esquemas mentales heredados.

Kandya Obezo blog Por Kandya Obezo Casseres, investigadora social. Especial para Color de Colombia.

Mujeres NegrasPara nadie es un secreto que en Colombia las mujeres indígenas y afrocolombianas tenemos menos oportunidades laborales, estamos más expuestas a desempeñarnos en oficios informales y en la gran mayoría de los casos recibimos menores prestaciones salariales por el trabajo que realizamos.

Quien afirme lo contrario, muy seguramente está habitando la Colombia paralela, esa que todavía tercamente sostiene que en el país del Divino Niño, el tal racismo no existe.

A pesar de lo anterior, los nombres de prominentes mujeres afros hoy ocupan las páginas de importantes medios de comunicación a nivel nacional.

La revista Semana, por ejemplo, destaca a Paula Marcela Moreno, la primera ministra negra del país y actual directora de la Fundación Manos Visibles como una de las Mejores Líderes de Colombia 2014.

A Catherine Ibargüen, la mujer de la sonrisa de diamante, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) la nominó a mejor atleta del año en el mundo. En Mónaco, realizó un triple salto de 15,31 metros que la ubicó como la quinta mejor marca de la historia. Esta mujer nacida en Apartadó, es la única latina nominada del grupo.

El Tiempo, por su parte, reseña la historia de Betty Garcés, la soprano bonaverense que hoy es la invitada de la temporada de Ópera en Bogotá.

Betty, criada en las entrañas de Buenaventura, llegó a Alemania a los 25 años y allá mientras estudiaba, trabajó empacando helados y comida para servir en los aviones.

En San Basilio de Palenque, este fin de semana en el marco del Festival de Tambores y Expresiones Culturales, se le rendirá homenaje a la rezandera Concepción Hernández Navarro “Seño”, matrona y custodia de la religiosidad palenquera.

Con más de una decena de nietos, “Seño” ha sido parte activa de los procesos de fortalecimiento de la lengua palenquera, del Lumbalú y de los demás rituales fúnebres que tienen lugar en la tierra de Benkos Biohó.

No puedo dejar de mencionar a Mabel Lara. Cada vez que la veo en televisión, su profesionalismo y entereza me reconforta el alma.

Ni a Andreiza Anaya, que con su voz diáfana e impregnada de Caribe le ha dado vitalidad a la radio pública nacional.

Para mí lo que todas ellas han estado haciendo es revolucionario. Están rompiendo esquemas, están dándole la vuelta a esos imaginarios perversos heredados de la Colonia, que cuando no erotizan el cuerpo negro femenino lo reducen al más vil servilismo.

Ellas le están poniendo rostro a siglos de marginación, están mostrando (quizás, sin proponérselo) los resultados de un proceso lento pero sin interrupción que empezó con nuestras cimarronas, y que en las regiones ha sido recogido por mujeres corajudas, empeñadas en dignificar el rol de las mujeres negras.

Por supuesto, ellas son apenas la punta del iceberg, las abridoras de caminos. En un país como el nuestro, cuyos avances en los temas de inclusión, en la mayoría de los casos vienen cargados con sendos reveses, estamos obligados a celebrar y hacer eco de la contundencia del mensaje que estas mujeres están dejando.

Paulas, Catherines, Bettys, Zullys, Goyos y Concepciones pululan a lo largo y ancho de Colombia. Las veo en el rostro de María Camila, mi primita de 9 años, quien a su corta edad ha sido bailarina de ballet, es la mejor estudiante de su clase, ama escribir cuentos y sueña con ser al mismo tiempo médica, profesora de primaria y modelo.

El panorama sigue siendo adverso, pero sí se puede, y tenemos que exigirnos más. Sí se puede, y tenemos que seguir estudiando. Sí se puede y tenemos que ser constantes. Mujeres negras, sí se puede.

Fuente: El Tiempo

Desde el 9 de Octubre llega a las salas de cine de Colombia Manos Sucias, película grabada en Buenaventura y dirigida por el estadounidense Josef Kubota.

Por: San Marino/Redacción AfroEstilo.com

manos sucias 2Cuando era pequeño, siempre soñé con ver una una película o una telenovela grabada en Buenaventura. Ahora ese sueño utópicamente es una realidad de la mano de Josef Kubota Wladyka, un director estadounidense que vio en el cine, la mejor forma de reflejar la situación que viven los jóvenes en Buenaventura a raíz de la violencia, producto de las malas administraciones, la disputa de los territorios por parte de bandas criminales y el descuido estatal.
Protagonizada por Yarlin Martínez, esta película a diferencia de las producciones a la que ya nos están acostumbrando los canales privados en Colombia, centra la mirada no en los grandes capos del narcotráfico, por el contrario, centra su mirada en quienes por falta de oportunidades se ven obligados a sacrificarse por cambiar la calidad de vida de sus familias, optando por integrar la base de los grupos dedicados al narcotráfico. “Tres hombres se embarcan en un viaje por las aguas oscuras y turbias del Pacífico. Conducen una lancha arrastrando bajo el agua un narco-torpedo lleno de 100 kg de cocaína”. Como es sabido, Buenaventura es punto estratégico para el narcotráfico, de ahí, gran parte de la violencia y la decadencia que hoy presenta la ciudad con el puerto más importante del país.

Todo empezó en 2007 cuando Josef llegó a Colombia y se aventuró a conocer el Pacífico. Seducido por las historias sobre guerrilleros y narcotraficantes que a su arribo a los diferentes pueblos, los nativos le iban contando; este joven director de 32 años supo que había algo para contar en Buenaventura y estaba en el momento justo para hacerlo. Por eso no dudó ni un momento en presentarle la propuesta al reconocido productor Spike Lee, quien de inmediato se enamoró del proyecto y actuó como director ejecutivo del largometraje.

Precisamente esta semana el Canal Caracol estrenó una serie inspirada en las canciones del talentoso y ya desaparecido Jairo Varela. La producción de la serie consideró que Buenaventura era de gran importancia para la historia pero prefirieron reemplazar las locaciones de esta ciudad por locaciones en la Costa Atlántica, razón por la que los habitantes de Buenaventura no están muy contentos con el canal.

Intentando encontrar una justificación coherente saco la hipótesis de que la producción prefirió hacer esta jugada, debido a que sencillamente Buenaventura no cuenta con una infraestructura para realizar una producción tan grande como esta. Sin embargo, volviendo a Manos Sucias, es aquí donde entra la importancia del trabajo que realizó Josef Kubota, quien también se dio cuenta que no había en el puerto una plataforma cineasta, pero en lugar de sustituir locaciones, decidió tomarse cinco años de investigación, ganándose la confianza de los habitantes de los sectores más complicados de Buenaventura, donde pocos se atreven a producir cine. Sumado a esto, sintió que debía trabajar con los mismos jóvenes de la ciudad; tampoco estaban preparados para actuar; por eso, junto a su equipo armo un taller de actuación y producción de cine donde al final, los mismos alumnos terminaron haciendo parte de la película. De esta manera, no solo queda para la historia del cine colombiano una película grabada en Buenaventura, sino que queda toda una escuela y unos jóvenes con conocimiento y experiencia en el mundo del cine.

Solo resta que los productores colombianos le den una mirada a estos talentos para que no sean aprovechados por productores en el exterior o en su defecto todo quede como una gran experiencia de la que hablarán en el futuro.

 

Colombia vive un momento de tensión política por las dos curules de las negritudes. Unos defienden la legitimidad de las pasadas votaciones, y otros una representación ipso facto de origen. Entrevistamos a Luis Ernesto Olave Valencia.

Por Marie Jasbleydy Prieto

congreso-colombia-Luis Ernesto Olave ValenciaNacer afro en Colombia siempre ha supuesto pertenecer a una comunidad excluida directa o indirectamente por la sociedad “blanca”. Si bien, mejor denominarla “mestiza”, al fin y al cabo los primeros colombianos eran indígenas, que con el descubrimiento de América se mezclaron con los blancos españoles y los esclavos africanos. Sin embargo, parece ser que en Colombia se recuerda el intercambio genético con España, olvidando que el color “negro” también forma parte de su identidad. Sino preguntémosle a Luis Ernesto Olave Valencia -coordinador de pueblos Afrodescendientes de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia, promotor de la Ley 1482 que en Colombia penaliza el racismo y la discriminación racial, ex asesor del Consejo de Bogotá y del Senado de la República. Consultor internacional en implementación de políticas contra el racismo y la discriminación racial. Premio “Luis Antonio Robles” como uno de los líderes políticos afrodescendientes más destacados de Colombia. En la actualidad es el director de Asuntos Afrocolombianos del Movimiento Político MIRA-, quien nos cuenta el panorama política contemporáneo en materia de curules (escaños) de la comunidad afro en el país.

– Los afrodescendientes han vivido una situación de discriminación desde siempre. ¿Qué lo motivo a trabajar activamente por los derechos de este colectivo?

– Cuando era niño sufrí discriminación en el colegio por mi color de piel. Mi abuela era docente en Bogotá, donde la comunidad afro era mínima en esos años. Ella me inculcó el valor de ser afrocolombiano, y ahí empecé a sentir ese arraigo por nuestra comunidad. Ver las desigualdades también marca, aunque el punto de inflexión lo tuve cuando mi hija mayor fue discriminada en el colegio igual que yo 30 años atrás. En ese momento entendí que era necesario generar cambios de impacto, así lideramos una ley que hoy penaliza la discriminación en Colombia: Ley Antidiscriminación 1482 del 30 de noviembre del 2011.

– ¿Existe un antes y un después desde la implementación de la Ley Antidiscriminación 1482?

– Hay una diferencia clara porque existe una sanción social. El hecho de que haya un debate público frente a la discriminación y el racismo, hace que el colectivo tenga visibilización y fortaleza. Eso se consiguió por la ley, pero las deficiencias coexisten ya que los entes administrativos de justicia no saben cómo penalizar la ley, y las denuncias están estacadas en la Fiscalía.

– ¿Cree que el hecho de que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, sea de origen afrodescendiente impulsó la transformación de la política en Colombia?

– Nosotros celebramos que el país más influyente del mundo tenga un presidente afrodescendiente. Eso nos abrió las puertas y puso a nuestra comunidad en un escenario protagónico, obligándonos a trabajar arduamente para dejar en alto al colectivo. En Colombia logramos con el Departamento de Estado americano y la Cancillería colombiana, un plan de igualdad racial y de oportunidades para el pueblo afro e indígena. Realizamos dos reuniones para definir objetivos: principalmente promover experiencias y fortalecer el desarrollo económico y educativo. El problema radica en que se ve más interés por parte del gobierno estadounidense que del colombiano, por eso no se ha podido desarrollar a cabalidad como nos gustaría. También me gustaría decir que vemos diferencias claras con respecto al primer mandato del presidente Obama, en ese momento se nombra por primera vez en la historia de Colombia a una ministra afro, Paula Marcela Moreno; un viceministro; y policías en cargos oficiales. Esta era la forma de mostrar la participación del colectivo frente al gobierno de Estados Unidos porque se estaba discutiendo el Tratado de Libre Comercio. Así, la presencia de Obama durante la visita oficial en la ciudad de Cartagena generó un grado mayor de sensibilidad hacia nuestra población, fortaleciéndonos en el país. Pero, eso no significa una garantía total porque cada gobierno es autónomo.

– Diego Luis Córdoba fue el líder afrodescendiente más importante del siglo XX en Colombia. ¿Cree que se está perdiendo su legado político y social en la época contemporánea?

– Como profesional veo que Colombia está retrocediendo democráticamente. En 1940 a un afro se le exigía superarse 30 veces más para estar al nivel de otras comunidades. Por ejemplo, cuando Diego entró al Congreso le decían “esto se oscureció”, y él se limitaba a responder: “pero brillo la inteligencia”. En cambio ahora han puesto barreras que impiden el acceso al desarrollo, educación, y mejoras en la calidad de vida. Lo que está pasando hoy es consecuencia de la corrupción porque el interés es comprar votos, anteponiendo los intereses personales sobre los derechos de la comunidad afrodescendiente. Sin lugar a duda esto es un retroceso democrático, nada que ver con el liderazgo que mostró Córdoba en su época, que es lo que estamos buscando al defender nuestrascurules en el Congreso de la República.

– En este preciso instante Colombia tiene un debate en el Congreso sobre las curules (escaños) de las negritudes. ¿Por qué estas curules están ocupadas por personas que no pertenecen al gremio afro?

– En Colombia el 25% de la población es afrodescendiente y solo existen dos curules en la Cámara. Como parte del pueblo afro me siento indignado y no me siento representado. Siento usurpados y violentado mis derechos. Veo que esas personas se aprovechan de nuestras debilidades políticas y económicas para acceder a estos espacios. No siento que sea justo esto que está pasando. Como dijo el presidente de nuestro partido, Carlos Alberto Baena “las curules deberían ser para las organizaciones de base, para la gente que está en los consejos comunitarios que acrediten trabajo y experiencia en el gremio, […] es hora de ampliar el número de curules para la circunscripción de afrodescendientes en el Congreso, Asamblea y Consejo”.

– ¿Qué propone para solucionar el tema de las curules en el Congreso de la República?

– Un fortalecimiento étnico y de región, es decir, conocer nuestra historia. La propuesta se basa en que las personas que pretendan acceder a esas curules sean aquellas con conocimiento, que acrediten un trabajo reconocido por la comunidad. Además que sean personas físicas que hayan mostrado resultados a nivel nacional en beneficio del pueblo afro, y así puedan postularse a este tipo de cargos con el fin de visibilizar lo que se ha perdido en la cultura.

– ¿Qué mensaje le daría al mundo que desconoce el trabajo de los afrocolombianos por tener voz y voto?

– Los afrodescendientes históricamente hemos sido unos luchadores, nuestras comunidades han sido vulneradas en sus derechos. Y hoy trabajamos en la reivindicación de esos derechos. Queremos una mejor calidad de vida, queremos que los afrodescendientes y los territorios dejen de aparecer en las fotografías de miseria. Queremos que se muestren que tenemos la capacidad para poder desarrollarnos y aportar al resto del mundo.

Fuente: Mundiario

El profesor Diofanor Acevedo Correa asegura que otro de los docentes de la institución lo insultó por su origen afrocolombiano.

Racismo en la Universidad de CartagenaPor supuestas declaraciones discriminatorias contra un docente de origen afrocolombiano, la Universidad de Cartagena abrió una investigación contra un profesor de la institución.

De acuerdo con Diofanor Acevedo Correa, el docente afectado, uno de los profesores de la universidad se refirió a él con términos despectivos en razón a su color de piel mientras se encontraban con otros docentes y estudiantes.
Acevedo –quien es profesor del programa de ingeniería de alimentos de la Universidad de Cartagena– explicó que el director del área, Jaime Pérez Mendoza, lo insultó en repetidas ocasiones por su origen afrocolombiano.
“El director del programa de ingeniería de alimentos, delante de los estudiantes y docentes, me ha dicho que yo soy un negro, sucio y loco, que no sirvo para nada, sino para el trabajo del burro, para el baile y tener hijos como todos los negros”, explicó el profesor en diálogo con Caracol Radio.

Ante el hecho, el docente instauró una tutela en la que el Juzgado Primero Civil del Circuito le da la razón y le ordena a la oficina de control interno disciplinario de la Universidad de Cartagena que impulse una investigación disciplinaria contra el profesor que habría realizado la discriminación.

Fuente: El Espectador

Foto: Tomada de caracol.com.co