, ,

Colombia: ¿un país de 90 minutos?

Colombia - Un Pais de 90 Minutos

Considerado el país más feliz del mundo, con una diversidad de raza y de cultura interesante, dos mares, cientos de ríos, mujeres hermosas, personas luchadoras y una selección que une a todo un país.

Colombia - Un Pais de 90 MinutosNo es un error considerar a Colombia como el país más feliz del mundo. Pues, el solo hecho que haya familias en las peores situaciones económicas pero sin importar siempre te reciben con una gran sonrisa que ilumina el mundo, hace que el país sea más que merecedor de este calificativo.

En Colombia la idea de nación pende del hilo de una camiseta; todo un país se vuelca a un solo sentimiento, a un sentimiento de unidad, de patriotismo, de hermandad. Durante 90 minutos que dura un partido de fútbol (de la selección Colombia), todos nos abrazamos, nos besamos, incluso si no nos conocemos; durante ese tiempo y lo que dure la celebración (si ganamos), Colombia es el país ideal, en el que cualquiera querría vivir. Los noticieros no presenta noticias violentas, los políticos dejan de decir sandeces por Twitter, todo pasa a un segundo plano y toda la atención del país está puesta en la selección.

¿Y después qué?

Devuelta la corrupción, el racismo, la desigualdad social, la indiferencia y la desinformación por parte de los medios de comunicación, que han convertido a sus periodistas en “prostitutos de la información”, dándole prensa al mejor postor o al tema que mejor sirva para dibujar una cortina de humo que pueda despistar a los colombianos ignorantes, desinformados, frágiles de criterio y toma de decisiones.

Es tan evidente la clasificación que hacen los medios de comunicación en Colombia frente a lo que ellos llaman información que deja mucho que pensar.

El deporte le ha dado muchas glorias al país, pero el país en cabeza de sus dirigentes no le ha dado tanta gloria a los deportistas. Cabe destacar que más de la mitad de los deportistas colombianos surgen de sectores en condiciones de pobreza extrema y violencia, y para lograr sus objetivos han tenidos que enfrentarse a la crueldad de la sociedad y la desigualdad estatal. Cuando logran su sueño, sea en el fútbol, boxeo, patinajes, bailes o el ciclismo, como si fueran buitres, algunos políticos (incluido el presidente) no pierden tiempo en vanagloriarse con el esfuerzo de estos deportistas. Incluso tienen el descaro de adjudicar esos triunfos a sus gestiones.

Actuamos de acuerdo a lo que nos vende la televisión y de ahí radican muchos de nuestros males. La discriminación es un buen ejemplo; este mes Nairo Quintana se coronó como el líder del Giro de Italia, todos los medio se volcaron al él y a su triunfo (más que merecido). Sin embargo los Cimarrones, un equipo de básquet del departamento del Chocó, que al igual que Nairo, sus integrantes han puesto todo de sí para lograr el triunfo, fueron campeones en la Liga DIRECTV de Baloncesto, pero los medios de comunicación no le prestaron atención, no le dieron la importancia.

Sin dar conclusión alguna, frente a esta situación quedan vario interrogantes: ¿Por qué no informaron sobre el triunfo de los Cimarrones? ¿Por qué son negros? ¿Por qué son pobres? ¿Por qué son del chocó? ¿No se enteraron? O simplemente no les importó.

Colombia país de grandes contrastes, un país de 90 minutos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *