, , ,

¡Yo no soy tu burla! – Comunicado público

Comunicado público.

El racismo ha sido una política de exclusión impartida por el Estado colombiano y su clase hegemónico-dominante, la cual se ha convertido en un cáncer que ataca directamente toda iniciativa que busque el progreso de la comunidad negra en este país. La sociedad colombiana ha legitimado durante muchos años, las prácticas violentas de agresión racista que se llevan a cabo de manera constante en su territorio, con el fin de atajar el avance y toda iniciativa de progreso por parte de las comunidades negras/afrocolombianas en la nación. Además, existen muchos sectores que sostienen ignorantemente, que el racismo no existe y que aquí vivimos en una sociedad de respeto y de igualdad de oportunidades para todos los colombianos.

Sin embrago, el diagnóstico no corresponde con la realidad, especialmente si observamos detalladamente la cuestión de los derechos humanos en las comunidades afrocolombianas. Cada día aumentan las amenazas y los asesinatos de los líderes y lideresas de la comunidad negra en el país. Prueba de ello son los homicidios de Ana Fabricia Córdoba y Genaro García. También se observa el elevado número de jóvenes negros muertos en Colombia. Es así como el pasado 20 de marzo, 9 jóvenes afrocolombianos fueron asesinados en una sola noche en el sector de potrero grande de Aguablanca en Cali, sin que se alzasen voces de protesta en toda la ciudad ni a nivel nacional. Lo mismo ocurre en Bogotá, con los crímenes y las acciones violentas infligidas a nuestros jóvenes. En el resto del país la situación es mucho peor, dado que en ciudades como Buenaventura, Cartagena, Tumaco, Quibdó y Barranquilla la juventud afrocolombiana es presa del desplazamiento, desempleo, reclutamiento forzado y altos índices de homicidios. En este sentido, el panorama es muy desalentador. La marginalidad, la violencia y la exclusión de las esferas de poder a las que son sometidas nuestras comunidades, son muestras de que al Estado colombiano y a esta sociedad, no les interesa de ninguna manera, hacerle frente a la precaria situación social que enfrenta este grupo poblacional.

Los medios de comunicación se han convertido en los instrumentos más eficaces para propagar el racismo en Colombia. Éstos, lo naturalizan y lo promueven en detrimento de algunos grupos marginados como las poblaciones negras e indígenas principalmente, ya que en el caso de la televisión, los peores roles están diseñados para ellos. Allí, los miembros de estas comunidades están representados como asesinos, ladrones, prostitutas y amas de casa; pocas veces tienen un nombre propio, y por lo general los denominan peyorativamente con apodos como: Pelambre, Bola 8, Chipi Chipi, “mi negra”, “negro” y “niche”, entre otros. El ejemplo más representativo de la naturalización del racismo por parte de la sociedad colombiana y que promueven los medios de comunicación abiertamente, se encuentra en el programa Sábados Felices del Canal Caracol. Este programa de televisión tiene más 40 años al aire y es el principal referente del humor en el país. Allí el “chiste” se ha convirtiendo en una agresión constante para las comunidades negras y en un estandarte de esta perniciosa práctica, tras la aparición del Soldado Micolta. Este es un personaje que se pinta de negro cada vez que aparece en escena, para poner en ridículo a la población afro colombiana. Además, el Soldado Micolta promueve abiertamente y sin reparos, toda suerte de estereotipos negativos en contra de las comunidades negras, dando a entender que las mismas son estúpidas, infantiles y demás conceptos denigrantes.

carlos-anguloMuchas personas y organizaciones, han presentado quejas y realizado protestas por este hecho tan lamentable, que nos hace recordar épocas nefastas para el reconocimiento e igualdad de los derechos de la población negra en los Estados Unidos, como la política racista del Jim Crow, el cual es el origen de la representación de este personaje que actuó como símbolo de expresión del pensamiento racista norteamericano, esta expresión es ampliamente repudiada en los Estados Unidos, hace poco esta misma representación hecha en holanda fue sentenciada como racista por una corte de ese país. En contravía, la adaptación colombiana es aceptada ampliamente por la sociedad colombiana dentro de su rica ignorancia de la conceptualización del racismo.

De esta forma hacemos un llamado a la comunidad afrocolombiana a establecer posturas firmes frente a las prácticas racistas arraigadas en Colombia, y que genera estereotipos nefastos, denigrantes y erróneos de nuestra condición humana en detrimento nuestras posibilidades de progreso. SE CONVOCA todas las expresiones organizativas afrocolombianas en todo el territorio nacional a un gran plantón el día 8 de Octubre en la ciudad de Bogotá sede del Canal Caracol – Calle 103 #50-45 Barrio Floresta Norte. Protesta que tiene como objetivo denunciar las prácticas racistas que se promueven en los medios de comunicación.

Pdta.

El grito de protesta de Carlos Angulo expresa la indignación de un pueblo oprimido que aun busca su anhelada libertad. Esta generación continúa cultivando la dignidad y lucha de nuestros ancestros y ancestras.

Santiago de Cali, 28 de Septiembre de 2015.

– Movimiento Social Afrocolombiano

blackface-colombia-soldado-micolta

2 comentarios
  1. Luz Deicy Garces Montaño Dice:

    Hola Carlos Angulo, he visto algunos vídeos tuyos y me parece bien hay que hacer ver y sentir que no debemos ser atropellados ni con un mal pensamiento, a menos que demostremos un mal comportamiento.

    Por tu apellido creo que hasta seamos familia: Mi Papá es Leovigildo Garcés Angulo, mi abuela que en paz descanse
    Clementina Angulo de la playita, bueno ya te dije mucho
    Si te aconsejaría para esos vídeos un poco mas de mesura que a primera vista no caiga en el….a una pelea entre un negro y un policía, si no lo vez hasta el final no se entiende el mensaje que quieres dejar
    El vídeo mas claro y un tono mas suave y llevadero

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *