Entradas

,

¿Moda Étnica?

Carolina Escobar VictoriaDesde hace algunos meses en las pasarelas y en las calles, el uso de prendas con motivos “étnicos” hacen presencia cada vez más fuerte. Más allá de explicar cómo o por qué surge esta tendencia, sería mejor preguntarse, para qué darle este apellido a la moda.

La moda, desde una perspectiva lejana a la superficialidad que algunos le adjudican, puede considerarse como uno de los ejes que le da sentido a un colectivo humano para simbolizar lo que considera bello, lo que les une, lo que les diferencia de otros. Por supuesto, está inscrita en la cultura y por tanto refleja los valores y concepciones de vida en lo que ustedes y yo usamos para vestirnos. Por tanto, los diseñadores, los “cazadores de tendencias” (cool hunters), no son ajenos a su intencionalidad de dictaminar o proponer una visión de sociedad y cultura; algunos con mayor o menor polémica, otros con el reconocimiento y la adoración que les hace ganarse un nombre o una marca que se mantiene durante décadas, modelando un tipo de hombre, de mujer o de ambos.

En este marco, ¿la moda étnica tendrá un papel de reconocer la diversidad cultural o de añadir un exotismo para dar un nuevo aire a las colecciones? Sin entrar a juzgar una u otra posición, con lo que tomo distancia es con el uso de un apellido étnico para legitimar una distinción en la cual salen perdiendo aquellos que se supone inspiran los diseños; es decir, con los grupos indígenas o afrodescendientes de los cuales sus diseñadores reconocen haber tomado influencias, y que en retribución, asumen la tarea filantrópica de generar empleo para las mujeres o los artesanos de estos pueblos, con el fin de sacar adelante sus colecciones. Pero, ¿cuánto gana el diseñador y cuanto gana el que inspiró su obra?, ¿lo que se presenta en las pasarelas o lo que se vende en el almacén/boutique a quién le da crédito?

Vale la pena que la próxima vez que use o quiera comprar aquella pieza de vestuario que tiene la etiqueta de moda étnica, se pregunte por su historia o por la capacidad de reconocer el pueblo del cual se nutre su estampado, su bordado o incluso la joyería que le viene bien como accesorio complementario. Ninguna de las prendas que está en su armario está exenta de narrativas sobre la vida, la cultura y la sociedad a la que usted pertenece.

Perfil: Carolina Escobar V. es una costurera aficionada que por pasión y curiosidad le sigue la pista al mundo de la moda. Su vida profesional y laboral como trabajadora social, que poco tiene que ver con estos temas, le ayudan a darle una mirada más compleja, y si se quiere más crítica o ácida, de lo que implica comprender el mundo a partir de lo que se crea o se refleja en el vestuario. Sin mayores pretensiones, sus escritos sin ser crítica de moda, son excusas para la discusión sobre las percepciones y el acto de vestir en una sociedad como la nuestra.