Entradas

,

Financiar tus Proyectos Cinematográficos

Conoce la Ley de Cine en Colombia – Conoce como financiar tus proyectos cinematográficos.

ley-de-cine-financiarVemos nuevas producciones cinematográficas en Colombia y nos preguntamos cómo hacen algunos productores para financiar sus proyectos. Pues bien, AfroEstilo.com te cuenta que existe el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, un instrumento creado en el 2003 para apoyar los nuevos proyectos cinematográficos. Sin embargo muchos de los futuros realizadores no tienen idea de su existencia y menos como acceder a esta financiación.

Este fondo apoya de forma no reembolsable los proyectos en todas las etapas de realización: desarrollo del guion, producción, post producción, promoción, distribución y exhibición.

Esta estrategia de apoyo le apunta según la ley 814 de 2003, a la formación de nuevos públicos, la preparación y capacitación de los realizadores, así como la expansión de la proyección y realización de material cinematográfico en regiones apartadas del país. De manera que las condiciones para la realización de cortometrajes y largometrajes sean más fáciles.

El Fondo para el Desarrollo Cinematográfico cuenta con unos programas de apoyo siguiendo la línea de realización de cine.

Programas

Estímulo

El FDC acompaña a través de estímulos económicos gratuitos y a los que se accede mediante concurso, el proceso de creación cinematográfica desde sus etapas de formulación de un proyecto, la escritura y desarrollo de guiones, las actividades propias de la producción y filmación, hasta la posproducción, promoción y divulgación, participación en festivales y eventos.

Patrimonio

El FDC aporta recursos para el programa de Fortalecimiento del Patrimonio Audiovisual Colombiano que adelanta la Fundación Patrimonio Fílmico Colombiano. El Programa se encarga de la búsqueda de colecciones o registros audiovisuales, investigación para la ubicación de negativos de imagen y sonido de largometrajes colombianos y la intervención de archivos representativos en diferentes regiones del país. Además, el programa adelanta el Sistema de Información del Patrimonio Audiovisual Colombiano (SIPAC) que tiene por objeto concertar políticas y acciones para la preservación y conservación de las obras y registros audiovisuales.

Formación

A través de diversidad de apoyos económicos gratuitos a programas formales y no formales a través de instituciones especializadas, se acompañan procesos de formación de técnicos, creativos y agentes de la industria del cine, incluso aquellos que en diversas etapas han obtenido apoyos para la escritura de guiones o para la ejecución de producciones premiadas.

También se destinan recursos para la formación de públicos en búsqueda de promover en nuestra sociedad una lectura crítica de los contenidos audiovisuales.

Investigación y Estudios

El análisis sobre los impactos económicos y sociales del cine, el desarrollo de estudios relativos a las diversas etapas de esta actividad e investigaciones en campos técnicos, económicos, comerciales también cuentan con espacio de apoyo a través del FDC, en búsqueda de construir una base de conocimiento sólido de las relaciones, efectos y proyecciones de acciones futuras que se relacionan con nuestra cinematografía.

Infraestructura

En una cadena dinámica de creación, producción, distribución, exhibición y consumo en la que cada sector depende de los demás, de una manera altamente regulada el FDC contempla entre sus líneas de acción posibles, el apoyo a la constitución de infraestructuras necesarias para laboratorios de procesos técnicos, constitución de salas en regiones apartadas del país y, en general, para el establecimiento, adecuación o mantenimiento de infraestructuras necesarias para hacer cine y para promover el acceso comunitario al mismo.


Descargue la ley del cine 814 de 2003
Descargue la ley del cine 1556 9 de julio 2012.

Fuente de información: Proimagenes

Las Ideas Afro Tienen su Propio Banco en Antioquia

Antioquía es el departamento que recibe gran parte de las comunidades afro proveniente del departamento del Chocó;

Banco Antioquiamotivo por el que se ha creado para las iniciativas de negocio afro un banco de ideas con el que se pretende fortalecer el emprendimiento e impactar en la calidad de vida de los antioqueños y antioqueñas. El BICA es el Banco de Ideas para comunidades Afro; cuenta con 620 iniciativas presentadas, 62 proyectos municipales y tres macroideas que avanzan en su desarrollo, gracias al acompañamiento de la Gerencia de Negritudes que realiza altos niveles de gestión departamental, nacional e internacional.

Fernando Palacios Callejas, gerente de Negritudes de Antioquia, destaca el logro de su dependencia al anunciar la consolidación del BICA, el Banco de las Ideas de las Comunidades Afro, como una gran estrategia de desarrollo comunitario con la que la gerencia gestiona el desarrollo de las ideas y emprendimientos de las comunidades organizadas, para mejorar y cualificar su calidad de vida.

“Entre la implementación de la política pública afroantioqueña, tenemos una ruta de trabajo que es la ruta EFE, Etnoeducación, Fortalecimiento a instituciones y Emprendimiento. Con el tema de emprendimientos hemos trabajado con 31 municipios de Urabá, Bajo Cauca y Magdalena Medio. De allí surge una idea muy importante en fortalecimiento y emprendimiento que es el BICA, Banco de Ideas para la Comunidades Afro”, explica el Gerente Palacios Callejas.

Lo importante en este proceso, resalta el Gerente de Negritudes, es que se parte desde las propuestas de la misma comunidad quienes presentan sus ideas de emprendimiento y desarrollo, de las cuales ya el Banco cuenta con 620 ideas presentadas, 62 proyectos de emprendimiento municipales y 3 macroideas para orientar los procesos de búsqueda de cofinanciación, implementación, seguimiento y desarrollo de las mismas.

“Poco a poco se van viendo, se contextualizan, se seleccionan y las empezamos a gestionar ante las distintas dependencias de la administración seccional, con Secretaría de Agricultura, Secretaría de Productividad etc. Igualmente se está gestionando a nivel municipal, departamental, nacional e internacional con las agencias de cooperación lo pertinente a la viabilización de estos proyectos”, informó el Gerente de Negritudes de Antioquia.

La gerencia ha estado acompañando a las organizaciones comunitarias en el escenario de Fortalecimiento a las instituciones, en aspectos como la recopilación de la historia del proyecto, su formulación, la presentación ante los diferentes órganos e instancias y el cumplimiento de la normatividad y legalidad de los proyectos mismos.

Aquí se presenta otra fortaleza para estas comunidades, pues la Gerencia logró capitalizar para este esfuerzo la participación del Fondo Panamericano para el Desarrollo que va a acompañar el proceso por seis meses, llegando a las comunidades para trabajar en aspectos de cómo fortalecerlas, cómo presentar los proyectos de desarrollo, además de ofertar la alternativa de apoyar proyectos para 10 mil familias afro.

Fuente de información: Área de prensa Gobernación de Antioquia

,

Relación Entre las OSC y las Empresas, un Reto Entre Dos

Para poder establecer una relación OSC – empresa que garantice éxito en la operación social es necesario que las Organizaciones de la Sociedad Civil formalicen su conocimiento y prácticas entorno al funcionamiento del sector empresarial.

11/01/2014 por Jhon Edward San Marino

La filantropía para algunos es la forma más eficaz de limpiar sus conciencias y poder dormir cada noche con tranquilidad; para otros, es una opción de contribuir al desarrollo de la sociedad de una manera desinteresada. Para muchos es el canal de divulgación de sus “buenas acciones”; lo que les va a permitir obtener reconocimientos en sus diferentes círculos sociales. (Empresas, iglesias, clubes, etc)

Está claro que cada uno de estos actores del cambio y sus “buenas prácticas sociales” recibe un beneficio por ayudar a otros a mejorar su calidad de vida, que en esencia es lo que buscan las organizaciones de la sociedad civil (OSC) cuando deciden existir, incluso aquellas que trabajan para la protección del medio ambiente. Ahora bien, entremos en materia y vayamos directo al punto.

relacion-empresasLas organizaciones de la sociedad civil existen debido a la falta de atención y acción por parte del Estado en algunos segmentos de la sociedad, los que comúnmente llamamos comunidades. Por lo general estos segmentos se encuentran en lugares remotos de los países, donde es casi imposible poner en evidencia la existencia de ciertos tipos de problemáticas como la contaminación, el desplazamiento, la pobreza extrema entre otros; pero hay otros segmentos de la sociedad que se encuentran al interior de las ciudades, donde sus problemáticas son visibles y evidente ante los ojos de todos, pero la solución es tan remota como quienes pueden hacer el cambio (Estado). Bajo este panorama, se hace más que necesaria la presencia y acción de un interlocutor que abogue por los diferentes segmentos de la sociedad, que se encuentran a la deriva, a la espera de orientación y guía para la posible solución a sus problemas sociales. De ahí la importancia de los líderes comunales o líderes sociales.

Gran parte de las organizaciones de la sociedad civil son creadas por personas que viven dentro de las comunidades, (líderes sociales/comunales) que han vivido la problemática que pretenden atacar o atacan, o tienen alguna relación cercana con esas comunidades; y no es para menos, pues en este sentido su presencia es más que importante, ya que estas personas que conforman los equipos de trabajo, reúnen un conjunto de cualidades que hace que su objeto social sea alcanzable ya que conocen el contexto en el que trabajan o pretenden trabajar. Al conocer el contexto, las posibilidades de éxito en un proyecto aumentan.

Ya vimos que las OSC conocen el contexto (lenguaje, formas de vida, formas de acceso etc), pero tienen (según mi parecer) solo un 40% del trabajo realizado ya que luego de armar la estrategia que les va a permitir relacionarse con la comunidad, deben pensar en la estrategia que les va a permitir financiar la organización y sus respectivos programas. Para lograr tal fin, tradicionalmente las organizaciones acuden a establecer convenios con el sector empresarial, donde algunas terminan operando proyectos del área de Responsabilidad Social de la propia empresa (lo que no está mal, es una forma de ingreso) dependiendo de los resultados del proyecto (para la empresa), continuará su financiación u operación. Esta modalidad de financiamiento no está mal, lo que está mal es ir en contravía de la filosofía institucional.

Otra forma de financiamiento es la de cooperación por proyectos, donde muchas organizaciones terminan traicionando y prostituyendo su objetivo, su misión y su visión ya que deben ajustar la organización a la exigencia de las convocatorias. Así, en cada nueva convocatoria es una nueva misión, visión y objetivos.

La dos forma anteriores si bien han sido las predominantes (clásicas), no ofrecen escalabilidad y sostenibilidad a la organización y sus programas, por tal motivo muchas terminan desapareciendo sin haber cumplido con su misión (lo ideal es que desaparezcan por voluntad propia cuando hayan cumplido con su misión)

relacion-empresas2Ahora, miremos el contexto empresarial en relación a las organizaciones de la sociedad civil. Las organizaciones tienen a su favor todo el conocimiento del entorno, lo que facilita el proceso de intervención en las problemáticas que afectan a las comunidades pero no cuentan con la formación y el conocimiento sobre el funcionamiento del sector empresarial. Las empresas por el contrario no conocen el entorno social, lo que les dificulta la operación de sus programas de Responsabilidad Social y deben acudir a las organizaciones para que operen sus proyectos.

Este panorama nos dice que no es rentable para una empresa ejecutar un proyecto en un contexto que no conoce; también nos dice que no es positiva la relación OSC – empresa si ambas no conocen el contexto la una de la otra, lo que no ofrece ningún impacto de cambio real para el segmento de la comunidad a la que dirige su acción y tampoco para ninguna de las partes (OSC-empresa).

Para poder establecer una relación OSC – empresa que garantice éxito en la operación social es necesario que las Organizaciones de la Sociedad Civil formalicen su conocimiento y practicas entorno al funcionamiento del sector empresarial, tal cual lo deben hacer las empresas; girar sus prácticas entorno al conocimiento del entorno social y sus prácticas de intervención y operación.

“El desafío para la administración es por una parte desarrollar la capacidad de trabajar en ese nuevo tipo de empresas y por la otra concebir e implantar de manera estratégica las relaciones de una empresa con la comunidad y los diversos grupos sociales”. – Alianzas Intersectoriales para el Desarrollo Social. PEARSN Prentice Hall 2005.

¿Cuál es la reflexión? Y más que la reflexión, ¿Cuál es la forma ideal de apostarle al desarrollo social con sostenibilidad y escalabilidad? La respuesta, está en trabajar bajo la plataforma de “empresa social” que no es más que otra cosa que contribuir al desarrollo social pensando y actuando como una empresa con impacto social. Este resultado sale del maridaje de dos operaciones que siempre se han trabajado cada una por su lado apuntando a un mismo objetivo; contribuir al desarrollo social.