Cuando me tejen la cabeza
Isis, Kenya, Daniela o Makeda
Son mi sangre y deseo que siempre sean ella, así siento que me van tocando las ancestras
Van caminando en mi, me van haciendo huellas recorridos que recuerdan ADN en la escena, el trasegar de la diáspora y la melanina aquella, caminos que no recorrí pero que trasegaron ellas, historias que no viví, pero que construyeron ellas, lagrimas que no derrame, que llovieron de los ojos de ellas, miedos que no sufrí pero me los traspasaron por las venas, noches oscuras, en vela esperando un amanecer y mi piel me las recuerda. De luchas incesantes por la vida, no sabían que su piel implicaba muerte certera, No obstante celebramos la vida sin pena y
Algunos creen que solo son trenzas.
No, es una conexión con la esencia, la raíz, la con la madre, con la madre tierra ÁFRICA mi herencia,
En cada trazo que tejen
Es mi abuela
Es mi nieta
Son mis hermanas
Son todas a las que llevamos en la cabeza
Nos tenemos a todas, esa, esa es mi certeza me siento tan plena y entro en conciencia. Hey no, no solo son trenzas. Es Afrika misma es un pedacito de ella.

Por Diana Nairoby Ruiz Hurtado

Foto: Newsweek

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.